El Puerto que nos merecíamos

Image

Creo firmemente que la diversidad es una cualidad beneficiosa en cualquier ámbito que se aplique, y en especial en este mundo del turismo. Una de las ventajas competitivas del destino España y del destino Andalucía, aparte del clima, es precisamente esa, la diversidad de paisajes, climas, recursos naturales y culturales que presenta, y por ende, la diversidad de actividades y productos que disfrutan los turistas.

No en vano, uno de los eslogans que se ha utilizado para comunicar la marca Andalucía ha sido “lo tiene todo”. Magníficas y más que conocidas playas, parques nacionales y naturales (aunque el cuidado de éstos merece mención aparte), pueblos blancos con encanto, zonas de interior, ciudades medias con todo tipo de servicios y lujos, campos de golf y extensiones de naturaleza virgen, monumentos romanos, moros y cristianos, infinidad de manifestaciones culturales…

Por todo esto, no entiendo lo que ha ocurrido en el Muelle Uno del nuevo Puerto de Málaga: ¿realmente necesitábamos otro centro comercial en el centro de la ciudad?

Así, cuando el otro día fui a conocer este espacio, y una vez superada la indignación que ya traía de casa por esto de las tiendas, llego a mitad del recorrido donde se encuentra la Capilla del Puerto. Cuál es mi sorpresa cuando veo que delante de la puerta principal de ésta han colocado una pequeña fuente rectangular de estilo arabesco, de éstas que perfectamente nos recuerda a cualquiera de los edificios que nuestros antepasados de Al-Andalus nos dejaron repartidos por toda Andalucía. De veras que agradezco la restauración de la construcción, todos sabemos el deterioro que presentaba, pero me gustaría conversar con el artífice para saber qué es lo que le ha llevado a relacionar estos dos elementos. Para más inri, no hay referencia alguna de lo que es aquello y ni por supuesto de su valor cultural.

Llegados a este punto, y reconociéndome firme detractora de la concepción actual de este Muelle Uno, quisiera hacer hincapié en que ya tenemos varios puertos de este tipo en la provincia, no neceistábamos más (Marbella, Benalmádena…). Han roto lo que para mi siempre ha sido el puerto (un sitio al que me llevaban para ver los pececillos) y lo han reconvertido en otro gigante comercial lleno de franquicias que no aportan valor alguno ni a la ciudad, ni al puerto, ni a autóctonos, ni a visitantes. Porque eso sí, espero que esta idea no esté fundamentada por el aumento de cruceristas que llegan a nuestro puerto: tenemos que recordar que lo que nos interesa es que los cruceristas se den varias vueltas por nuestra ciudad y dejen su dinerito repartido por allí, no en las franquicias del puerto, que seguramente no redunden en beneficio para la ciudad.

Mi propuesta para este espacio siempre ha sido apostar por la cultura y la difusión del conocimiento. Un centro de interpretación, por ejemplo, que explicaran la historia de lo que ocurrió con la Capilla y la antigua Virgen del Puerto, pequeñas casetas donde poder comprar libros, discos, juegos…, espacios para conciertos, obras de teatro, pequeños espectáculos, exposiciones…en definitva, dotar de valor e identidad a este espacio tan importante en la ciudad que durante mucho años ha estado esperando su oportunidad. Por cierto, ¿alguien sabe qué ha pasado con los restos de muralla que se encontraron debajo de La Farola durante las obras?

Como mi amiga @YolandaRP se cuestiona y nos cuestiona…¿existe el turismo postmaterialista?

Para terminar:

– Os recomiendo el documental “El puente de los alemanes” de Jaime Noguera, un trabajo de investigación sobre el naufragio del barco-escuela alemán Gneissenau en la costa de Málaga, + info

– y este artículo de David Mora sobre la diversidad de los destinos turísticos: El Turista que no quería verlo todo.

Anuncios
2 comentarios
  1. Lorena dijo:

    Leyendo tu artículo entiendo tu pesimismo en cuanto a la re-conversión de destinos maduros………
    Y para seguir en el tema de tu artículo:

    Si a la fecha se sigue apostando por esta clase de gestión y de urbanización de espacios…..mal vamos.

    Tienes toda la razón en indignarte.

    Un saludo!

    Lorena Deibe

    • Hola Lorena!

      Muchas gracias por tu comprensión; confío en que poner de relieve estas cuestiones haga que poco a poco cambiemos el chip y hagamos un uso sostenible de los espacios.

      Saludos!

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: