Gibraltar, near Spain…


… es parte de la estrofa que incesantemente se me venía a la cabeza en el camino de ida, durante unas dos horas de trayecto, en un ventoso sábado, sin pasar por peaje alguno.

John y Yoko fueron a ese trocito de UK cerca de España para casarse, y en esa ocasión era yo quien cruzaba la frontera para conocer lo mejor del peñón gracias a un Fam Trip gentileza de Calypso Tours.

Una vez pasada la frontera, y habiendo recibido la visita en el autocar de un policía nacional y otro nacional de Gibraltar, nos cambiamos a unos microbuses adecuados para transitar por las estrechas carreteras de esta colonia. Nuestro chófer-guía, Eddie (genial en todos los sentidos) nos contaba historias y anécdotas sobre los lugares emblemáticos que nos íbamos encontrando de camino al Telesférico, en un perfecto spanglish que era la envidia de servidora.

El Telesférico nos subió hasta un mirador que se encuentra en la zona más alta del peñón, más de 400 metros sobre el nivel del mar, donde tuvimos ocasión de disfrutar de las magníficas vistas de la Bahía y tomar un primer contancto con los famosos monos.

Lo cierto es que me daba bastante reparo el tema de los monos, pero pude comprobar que siguiendo los consejos de los guías acompañantes y numerosas señales, la convivencia entre turistas y Apes transcurre totalmente en paz.

Ya de vuelta al nivel del mar, fuimos a avistar delfines y otra fauna similar en la propia Bahía de Algeciras. No hubo mucha suerte (quizá el viento era poco propicio para ello), pero pude ver un par de aletas de delfín sobresaliendo del agua desde el barco que nos transportaba, y un pez luna.

Tras el almuerzo, visita a las Cuevas de San Miguel. Durante la subida, pasamos por Europa Point donde tuvismo oportunidad de ver la Mezquita que allí se levanta. Prosiguiendo el camino, nuestro gruía nos contó muchas curiosidades sobre la política, la historia y la socidad de Gibraltar, en el que la vida militar tiene el protagonismo casi absoluto, dadas las numerosas veces que este peñón ha sido atacado durante los principios de la historia.

Las cuevas, situadas en el paraje natural protegido de Gibraltar, sencillamente impresionantes. Un lugar muy húmedo, donde las estalactitas y las estalagmitas son las protagonistaa de la ruta artificial para poder visitar el lugar. Casi a la salida, se encuentra una amplia zona adecuada para conciertos, con su aforo y asientos, donde según nos comentaron se celebran numerosos festivales y conciertos de música clásica, danza, teatro y otras artes. A la salida, se encuentra la plaza conmemorativa de cuando la Reina Isabel II visitó las cuevas allá por los años 50.

En el camino de regreso, paramos en un nuevo mirador en el que había una familia de monos. Era época de cría, por lo que era muy común encontrar monitos bebé (como en la foto) y algunos otros más mayores saltando entre el mobiliario urbano y los árboles.

Tras esto, vuelta a casa. Para mi recuerdo, queda un día intenso de diversión en un lugar muy singular con gente muy singular, de amplia historia y con numerosos recursos por descubrir. Volveré!

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: